¿QUÉ ES MORDHEIM?

Historia

En el año 1999, el Imperio se encuentra sumido en una guerra civil desde hace muchos años, no hay Emperador en el trono y los restos del Imperio son objeto de luchas intestinas. Ese mismo año un cometa de dos colas (el símbolo de Sigmar, dios del Imperio) fue visto en el cielo. Los astrónomos predijeron que caería en la ciudad de Mordheim, donde se encontraba el convento de las Hermanas de Sigmar. La caída de este cometa se interpretó como el retorno de Sigmar, durante el cual se volvería a vivir una época dorada. Se organizaron viajes a Mordheim llenando la ciudad por encima de su capacidad. La superpoblación, junto con el ambiente que se vivía en la época, hizo que la ciudad se convirtiera en un nido de adulterio, depravación y libertinaje, aumentando el estado de anarquía. Conforme se acercaba el momento del impacto del cometa, más y más gente se acercaba a Mordheim, y la situación empeoró. Los demonios empezaron a recorrer las calles como hombres, las semillas del Caos reclamaban la ciudad como suya tras haberse hecho dueños de las almas de los habitantes.
El cometa cayó en nochevieja pero no sucedió el prometido retorno de Sigmar. El cometa impactó en la ciudad matando instantáneamente a aquellos que se encontraban cerca. Se creó el rumor que Sigmar había juzgado y eliminado a quienes había considerado indignos. Mordheim se convirtió en un lugar de miedos y paranoias. Al poco del suceso, corrió la voz que una piedra misteriosa se había extendido por la ciudad, dicha piedra se conoció como Piedra Bruja que tenía la reputación de poseer todo tipo de cualidades. Pronto distintas facciones empezaron a ofrecer sumas de dinero enormes por esta piedra así que muchas bandas comenzaron a llegar a Mordheim, ahora conocida como la Ciudad de los Condenados, para conseguir una fortuna vendiéndola.

Unos 300 años después, una vez acabada la Gran Guerra contra el Caos, Magnus el Pio el Salvador del Imperio arrasó los restos de Mordheim e hizo que se erradicara su nombre de todo texto.

Banda de No Muertos.

Sistema de Juego

Mordheim es un juego para dos o más jugadores. Cada jugador controla una banda compuesta por un grupo de héroes y de secuaces que combaten como una unidad táctica, aprovechando el entorno en su beneficio, siendo comunes acciones como ganar posiciones elevadas, ocupar puntos clave o buscar cobertura tras elementos del terreno. Cada miembro de la banda cuenta con unos atributos, habilidades y equipamiento que le permiten llevar a cabo tareas específicas.

Bandas de Mercenarios y Skaven.

Cada tipo de banda tiene sus fortalezas y debilidades. Unas son mejores para defender, otras para atacar a distancia, otras tienen mayor movilidad... esto se refleja en el juego de distintas maneras, como por ejemplo, número de guerreros totales en la banda, habilidades especiales, coste, movimiento, etc. Se pueden jugar encuentros aislados, pero normalmente se suele jugar mediante un sistema de campañas, donde unas partidas influyen en las siguientes, y el fin no es ganar cada partida individual, si no establecer una estrategia para llegar a imponerse en la campaña al resto de jugadores, generalmente teniendo como objetivo acumular más cantidad de Piedra Bruja que los rivales. A lo largo de la campaña, la banda va sufriendo bajas y contratando refuerzos, y cada miembro gana experiencia y evoluciona conforme avanzan las partidas, mejorando (o empeorando) sus atributos, y adquiriendo nuevas habilidades y equipamiento.

Banda de Mercenarios.


Mordheim se juega sobre un tablero compuesto por elementos de escenografía creados o adquiridos por los jugadores, simulando una ciudad medieval en ruinas (o los bosques del Imperio en la expansión El Imperio en Llamas, una jungla en la expansión Ciudades de oro de Lustria...). En éste se despliegan las miniaturas (hasta un máximo de 20, dependiendo del tipo de banda), cada una de las cuales representa a uno de los miembros de nuestra banda. Se trata de un juego por turnos, en los que cada jugador usa tiradas de dados para determinar el éxito o fracaso de sus acciones.

Fuente: wikipedia.